El Brío

Es una característica muy propia de nuestra raza, es la voluntad de desplazarse con arrogancia y energía para colaborar con los deseos de su amo con toda sumisión y prontitud, esta actitud es demostrada con una cabeza erguida y unas orejas atentas cargadas por un cuello encorvado.

El Caballo Peruano de Paso es el orgullo del Perú, convirtiéndose en el embajador silencioso en el extranjero y una tradición viviente.